Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Bocafloja: “Cada generación resignifica sus modelos culturales”

La música es trascendente es un ente vivo que también transforma, a través de la melodía conquista y a través de su lírica y palabra interpreta la realidad, las etapas en las que vive y habita. El rap, es uno de los ejemplos claros de cómo la palabra no sólo nombra, también denuncia, hace crónica real, dura y salvaje de cada estadio al pertenece. Escupe sin pudor o reservas la realidad, su época que muta y cambia de manera constante, pero parece mantener el mismo eje: desigualdad, consciencia social, política y cultural.

En medio de la nueva normalidad, platiqué a través de Zoom con Bocafloja, por el estreno de su nuevo sencillo Miel, los momentos cruciales en su vida que detonaron su vena artística y despertaron su conciencia política, además de preguntarle quién sería mejor presidente del mundo en un futuro distópico Kanye West o Kendrick Lammar.

Bocafloja es un artista mexicano con más 20 años de trayectoria, su producción artística va desde la música, la literatura y el documental. Es un veterano del género en México, un pionero en nuestro país de lo que hoy conocemos como “Lyrical Rap”.

AmeriKKKa´s Most Wanted

En los años 80 de la Ciudad de México, era complicado tener acceso a diversas fuentes de música, a formatos que difícilmente se escuchaban o llegaban a nuestro país. Así entre suerte, en algún tianguis de la ciudad Aldo Villegas con apenas 10 años encontraría en casete el AmeriKKKa’s Most Wanted de Ice Cube, “me parecía que estaba cambiando por completo toda la construcción que yo había generado de heroicidad al crecer en México. Siempre eran figuras blancas adineradas”, ese fue el detonante para el pequeño Aldo, para años después ser conocido como Bocafloja.

—¿Qué tiene en particular Bocafloja?

—Lo particular en términos de mi producción artística es que se diversifica en diferentes medios y expresiones. Además de hacer música hago proyectos documentales, me involucro mucho en la parte visual y de diseño, hago también proyectos literarios escritos, creo que mi vena artística se encuentra muy diversificada. Ahora bien, en el contexto concreto de mi producto musical, creo que la manera y forma de escribir y profundizar en ciertas temáticas de alguna manera me diferencian, y eso pienso que sería uno de los elementos que particularizan mi producción.

—Para los lectores que aún no conocen tu proyecto, ¿Quién dirías que es Bocafloja?

—Es un artista multidisciplinario, que de alguna manera ha apostado por entender la producción artística como una posibilidad de comunicación importante más allá de la satisfacción personal del ejercicio creativo. A veces se piensa que el arte es un ejercicio que satisface la necesidad del artista únicamente, y esa pudiera ser su única función. Yo respeto y entiendo y aprecio quien tiene ese acercamiento al arte, pero a mí me interesa más utilizar el arte como una posibilidad de abrir otras plataformas de discusión, de dialogo, generar procesos políticos a través del arte. En esa medida tratamos de acercarnos desde ese ángulo.

Bocafloja X As in Malcom
—¿En que momento de tu infancia escuchaste algo que encendió tu vena musical y qué recuerdas de lecturas que te hayan cambiado?

—Creo que hay un par de momentos cruciales en mi vida que me conectaron con ciertas formas culturales. Uno de ellos fue cuando tenía como 10 años, en un tianguis en la Ciudad de México, encontré un casete de Ice Cube, el AmeriKKKa’s Most Wanted. Para mí ver la imagen de ese casete me hablaba de muchas cosas, en ese tiempo yo tenía un dominios bastante básico del idioma inglés, y cuando lo escuché aún así lograba entender la intención de ese mensaje, además de acompañarlo con la portada. Me parecía que estaba cambiando por completo toda la construcción que yo había generado de heroicidad al crecer en México. Siempre eran figuras blancas adineradas que bombardeaban la información que nos llegaba en ese entonces, en el México de los 80. Para mí fue un vínculo inmediato con la cultura rap y la música hip-hop.

Pasando el tiempo, cuando cumplí 18 años, me encontré en consecuencia de estar escuchando rap por mucho tiempo, un libro que fue la biografía de Assata Shakur, ese libro me tocó de una manera que generó en mi un proceso de politización bien importante que me hablaba de otra manera. Ninguna otra lectura política lograba sensibilizarme de la manera que ese libro lo hizo. Esos dos momentos en mi vida son claves en mi formación.

— Han pasado poco más de 20 años del inicio de tu carrera, ¿Cuál es tu reflexión después de este tiempo frente a los temas de discriminación, racismo, y brutalidad policiaca?, parece nada ha cambiado…

—Creo que hay muchas variables y que son constantes, una de ellas es que el capitalismo es una fuerza global que opera con base en diferentes proceso de opresión que siguen vigentes. El cambio ha sido que los procesos de resistencia se han manifestado en diferentes partes del mundo y el sistema, el capitalismo en sí, también se ha sofisticado, ha buscado otras formas de operación que son más coherentes con la coyuntura con el momento actual. En términos de conquistas y victorias políticas creo que ha habido muchos ejemplos que han generado ciertos procesos de transformación. De alguna manera, es una estructura que no cede su poder, su manera de operar, es un largo camino que no necesariamente nosotros  en este plano de vida vamos a poder ver, la caída por completo de estas estructuras de poder. Pero, no quiere decir que dejemos de involucrarnos en procesos políticos de lucha a través del arte, es complicado pero es una responsabilidad que debemos de asumir.

Lo estamos viviendo ahora, la crisis de COVID de alguna manera ha puesto en evidencia muchos los fallos sistémicos que vivimos todos los días en todo el mundo, el asunto de la brutalidad policiaca en Estados Unidos exhibe procesos que se han gestado por años y años de posicionar a ciertas poblaciones en condiciones absolutas de opresión y de violencia.

—¿Qué les dirías a la nuevas generaciones que toman le rap y el hip-hop?

—Es interesante por que pienso que cada generación va resignificando sus modelos culturales. Yo soy un firme creyente de que la validez o el cuerpo político del arte o de la música en este caso no necesariamente necesita manifestar su compromiso político a través del discurso. Puede ser a través de muchas otras formas. El ejemplo lo vemos en que muchas de las nuevas de militancia en diferentes partes del mundo están usando sus himnos musicales, música que a nivel discursivo no necesariamente se presenta como música de contenido político. El lenguaje de la música va más allá de las palabras, tiene que ver también con los símbolos con íconos, con el cuerpo más que nada, con la musicalidad y con lo que ese conjunto de valores puede transmitir y generar un nuevo lenguaje.

Cada generación va resignificando sus modelos culturales

Yo no consideraría en mi caso, nunca me ha gustado afirmarme como música de protesta, más bien es música que asume un posicionamiento político bastante crítico sobre muchas temáticas pero la plataforma temática es súper amplia. También creo mucho, que la música que se hace pensada para disfrutar un buen rato en bailar y en gozar, puede ser música que contenga un alto contenido crítico políticamente. Los jóvenes tienen sus nuevas metodologías y nuevos discursos y lo están haciendo muy bien.

Miel

Miel, es el nuevo sencillo de Bocafloja que que a nivel discursivo
apela al goce como una forma de empoderamiento. Un ejercicio crítico que un momento histórico como este nos obliga a replantear nuestro lugar en la
historia. En colaboración con Golpe Seko, uno de los grupos más propositivos de la nueva ola de artistas cubanos en la isla, Miel reivindica musicalmente la estética de un hip-hop que se atreve a salir de los preceptos tradicionales en el formato de producción, sin abandonar la intencionalidad que le caracteriza.

El video fue grabado en calles de Cuba, de Nueva York y editado en México, dale click aquí para ver y escuchar este nuevo sencillo:
— ¿Sobre tu nuevo sencillo con “Miel” con Golpe Seko?

—Creo retoma un poco la conversación anterior, la canción apela al goce, al júbilo como una forma de empoderamiento. Estamos en un momento histórico en donde la incertidumbre en todos los sentidos está generando un proceso muy abrasivo a nivel emocional, social y económico. Esta canción de alguna apela a echar para adelante, a buscar nuevos imaginarios políticos a sentirnos bien, a movernos e incentivarnos. Es una colaboración con un grupo de Cuba que es parte de esta nueva generación, nueva ola de artistas cubanos que están refrescando el sonido de la isla.

—En miel dices, una frase profética para nuestro tiempo “Tenemos la cartera flaca, y aguantamos de pie”, ¿Será ese siempre el destino de los mexicanos?

—Ojalá que no, ojalá que nos equivoquemos, evidentemente está crisis está reconfigurando muchas dinámicas y está golpeando muchos aspectos, no solamente en términos de la duración de crisis, sino que a posterior va a seguir afectando. Además de que todavía no está claro de cuándo se resuelve. Es complicado, por que la gente históricamente más empobrecida es quien está recibiendo los mayores golpes, quien tiene que salir a arriesgarse y buscar o resolver el día a día como la gran mayoría de los mexicanos, es triste.

—¿Qué hace retumbar el corazón de Bocafloja en estos momentos?

—Bueno, siempre la Fe, la posibilidad. Hay una palabra que me gusta mucho, “Ojalá”, como una posibilidad política no solo como una experiencia pasiva, entender que las cosas se den por elementos meramente fortuitos, sino por una especie de fe que está radicada en la movilización política en los nuevos imaginarios y en la creación artística. Me motiva seguir haciendo cosas, me ilusiona y genera ciento goce pensar en nuevos proyecto y generar una reacción en la gente.

—¿Qué escuchas últimamente con obsesión? ¿Qué estás leyendo?

—En música, hay una cantante de Brasil que se llama Luedji Luna, me gusta muchísimo, utiliza mucho elementos, muy conectada con la experiencia negra brasileña, y  también un disco de rap de Brasil de Diomedes Chinaski. En términos de lectura todavía estoy leyendo una compilación sobre estudios de coloniales que editaron en Brasil, tiene varios autores, una compilación sobre pensamiento colonial.

— Tal vez suena a pregunta de lugar común, pero creo es importante para los fans, ¿Cómo es tu proceso creativo?

—Primero es la música, trato de buscar un sonido y trabajar con diferentes productores, involucrarme en texturas que me gusta explorar y con el feedback de ellos empiezo a seleccionar la música. Una vez que tengo la música que me pega y me llena, me va dictando el discruso y las temáticas. A diferencia de muchas personas que hacen rap que primero escriben y después acomodan lo que escribieronn a la música, en mi caso es al revés. La música siempre es el factor guía. Despueé escribo y una vez que tengo un concepto más o menos armado entro al estudio y grabo una especie de demo y puedo pensar en si falta algo.

¿Qué proyecto nacional de la escena actual te llama la atención?

—Hay un grupo que se llama Soultik, son una banda de jazz, soul, hip-hop, me gustan bastante. De la nueva generación, me gusta mucho su música. Escriben muy bien y tienen una conciencia muy interesante cuando se refiere a profundizar ciertas temáticas. Son una banda interesante.

—¿Viene algún ensayo, algo literario, escrito?

—En 2008 publiqué un libro que fue enfocado a poesía y en 2013 también publiqué, pero desde hace 7 años no he sacado otro proyecto formal. Estoy en eso, estoy escribiendo. Lo pensaba sacar en diciembre, pero este año ha sido muy complicado, no he encontrado la continuidad para acelerar el proceso, tengo ahora el ímpetu para sacar el EP. Estoy concentrado un poquito más en la música.

—¿Qué sigue?

—Muchas cosas, quiero seguir experimentando mi vena artística, he hecho dos proyectos documentales, la parte visual hoy en día es una de las cosas que más me apasiona, combinar el uso de l palabra y el uso del lenguaje en el contexto de lo visual para mi es algo muy atractivo, resulta muy alentador en mi futuro. En noviembre tengo pensado sacar un EP, entre 5 y 6 temas. Realmente se encuentra en un proceso de gestación muy temprano, todavía no me atrevería cuál es la orientación del álbum, pero si puedo adelantar que a nivel lírico está muy comprometido con la idea de contar historias, con el storytelling como un ejercicio práctico que retoma ciertas virtudes de cuestionar la historia.

—En un futuro distópico post pandemia, quién sería mejor presiente del mundo¿Kanye o Kendrick?

—Creo que Kendrick Lammar si las opciones nada más radican entre ellos dos, cien por ciento Kendrick Lammar. Kanye West es un genio musical pero es muy limitado políticamente, está un poco confundido.

—¿Algo que creas sea importante para agregar que no tocamos en esta conversación?

—Bueno, que entiendo que para mucha gente este es un proyecto completamente nuevo aunque tenga 20 años, aprecio el hecho de tener este tipo de oportunidad de para conocer nuevas personas y que nuevas personas conozcan el trabajo que hacemos y que ojalá si les interesa se involucren en conocer el tipo de narrativa que manejamos.

Conoce más de Bocafloja en su redes sociales y toda su música en Spotify, ¡dale play aquí!

Esto también te interesa: “Yemayá” del IMS y Gaby Moreno, un himno al amor.