Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Editoriales de moda en casa con Johnny Carmona

Johnny Carmona es parte de la comunidad LGBT, profesor en la Universidad de la Comunicación, profesor en el Haute Design Institute y conductor en La Más Draga, pero sobre todo un apasionado de la moda. Durante este tiempo de confinamiento ha encontrado en la moda una herramienta para mantenerse creativo y positivo.

Editoriales de moda Johnny Carmona

Mi ejercicio principal ha sido ese, quitarme la pijama, salir de la depresión, el no necesariamente vestirte para alguien en físico.

Desde el inicio del confinamiento y cuarentena ante la pandemia por COVID-19, ha realizado una serie de editoriales de moda (con Johnny Carmona) en casa para mantenerse activo. A diario ha realizado una serie de fotografías que comparte en sus redes sociales. Sus outfits llenos de creatividad, color y energía hacen del cuerpo y ropa trinchera para salir de la depresión por el encierro. Platicamos a través de Zoom con Johnny sobre estas editoriales, su proceso, y también sobre la polémica reciente en redes sociales que causó el tema “Puto” de Molotov.

—Johnny, en tiempos de confinamiento y pandemia, día a día has realizado editoriales de moda en casa, ¿Qué nos recomiendas para encontrar algo más que hacer y cómo fue tu proceso?

—Las personas funcionamos de distintas maneras y no hay una sola forma de hacer las cosas bien, por lo tanto quisiera plantear todo desde lo que me funcionó a mí y que no son necesariamente verdades absolutas y que todo el mundo tiene que hacerlo. Para mí quedarme en pijama todo el día me empezó a generar conflictos y depresión, ciertas cosas que de alguna manera yo decía no está padre sentir. Me estaba deprimiendo. Esto pasa como un domingo en que no te quieres quitar la pijama, pero con incertidumbre y como avanzaba todo esto se vislumbraba como un domingo eterno, ahí es donde empiezan los peligros a nivel emocional y creativo.

La semana del 16 al veintitantos de marzo, cuando muchos nos auto confinamos, esa semana la gente hizo tutoriales de pan, ejercicios, de todo, esa misma semana salieron muchos comentarios o memes de “el clóset sabe que me morí”, “mi ropa piensa que la abandoné”. A mí siempre la moda me ha parecido una herramienta muy lúdica y muy atractiva, incluso las personas que admiro tanto en el mundo pop y creativo tienen que ver con la moda. De alguna manera la ropa es la herramienta para sacarte de este modo depresivo y no pensar, no tengo para quién arreglarme. Empecé a vivir un poco mi fantasía de Carrie Bradshaw.

Editoriales de moda Johnny Carmona

El confinamiento se convirtió en una posibilidad de ver hasta dónde podía me estirar y emulando a mi gran inspiración que es Carrie. Sé que se oye muy vano quizá, pero ha sido una oportunidad de ponerme cosas que no me pondría por temas logísticos o funcionales afuera. Por ejemplo me puse un vestido de cenicienta hecho a la mediad, no tiene copas, está hecho no para un cuerpo femenino, ese me lo puse el día de mi cumpleaños.

Mi ejercicio principal ha sido ese, quitarme la pijama, salir de la depresión, el no necesariamente vestirte para alguien en físico, aunque es muy real que te estás vistiendo también para la parte digital las fotos la subo a mis redes y hay una interacción, todos nos vestimos para nosotros y para la gente, no ha cambiado eso.

Ha sido un ejercicio de contar historias, de experimentar piezas y combinaciones, tenía planeado, pintar cuadros y colages, pero eso sí ha estado un poco tapado. La creatividad busca como el agua surgir por vías diferentes, lo que ha fluido muy bien es la ropa.

Editoriales de moda Johnny Carmona

—Para la gente que aún no te conoce, ¿qué tiene Johnny Carmona en particular?

—La verdad agradezco mucho el espacio,  para nada doy por entendido ni me conduzco en la vida así, cuando me saludan en la calle me emociono más yo. Creo que soy alguien que busca incansablemente guiar, orientar, mi principal profesión es ser profesor y se traduce en todo lo que hago. Puede ser desde estar en el aula hasta en la Más Draga.

Los de Molotov, no inventaron la palabra puto, no inventaron la homofobia, pero sabían perfectamente qué estaban haciendo y qué palabra eligieron.

—Tenemos que tocar el tema “Molotov”, hace poco leía la columna de Wenceslao Bruciaga sobre el asunto, y mencionaba muy bien que “Que la gente no diga palabrotas homofóbicas no garantiza que estaremos a salvo”. ¿Cuál es tu reflexión?

—Qué bueno que mencionas a Wenceslao, tenemos una relación amor-odio y de mucho respeto, yo lo digo de broma él es Kylo Ren  y yo Rey, siento él es un poco más trágico y lúgubre y obscuro y yo trato de ser más luminoso o positivo. Tiene un punto muy real, que se diga o no la palabra no quiere decir que mágicamente la homofobia está borrada, lo que me pone muy mal es jugarle al tonto, qué es lo que más enciende a un profesor, que alguien se haga el tonto.

Era 1997 cuando salió este disco, ellos sabían perfecto que querían hacer, es como el grito en el estadio, dicen “no es homofóbico”,  claro que estás gritando algo para sobajarlo, para encenderlo para hacerlo enojar, venimos adoctrinados a que lo femenino es lo condenable, lo débil es condenable.

Hay millones de palabras que se pueden utilizar para dar el mismo sentido de nombrar alguien que no tiene agallas, valor o fuerza, pero decidieron usar la plabrabra más fácil y más homofóbica que existe. Hacernos los tontos es lo que me enciende, el decir “ay no sabíamos, ay cómo ¿es homofóbico?”. Ve el video de #ladypizza, la chava de descose en gritos homofóficos, el tema es que te voy a aventar un montón de palabras para ver si te ofendo, te sobajo y si te enciendes para ver si contestas la agresión.

Lo que me pone mal es que no abordemos el tema real, es una palabra homofóbica, se usa para lastimar, y no solo a la población LGBT. Y que a la distancia que tratemos de negar la realidad, que hubo muchas personas y me incluyo cuyas experiencias escolares fueron terribles, si fuimos el “maricón”, “el puto”, y tú al rincón, “no hables por joto”, al bote de basura, pambas, etc.

Hay muchos que dicen “a mi no me pasó nada”, pero que no te haya pasado, que de alguna manera seas persona LGBT que por personalidad, por construcción, por expresión de género o por que lo decidiste, cubriste cuotas de masculinidad y no te paso nada, pasaste por debajo del radar, pero hubo muchos que no cubríamos las cuotas de masculinidad y nos daban con todo.

Lo que me pone mal es que no abordemos el tema real, es una palabra homofóbica, se usa para lastimar.

Los de Molotov, no inventaron la palabra puto, no inventaron la homofobia, pero sabían perfectamente qué estaban haciendo y qué palabra eligieron para hacer las cosas. Y tan es así, que en un intento relanzaron la canción con otra letra, me llegó el boletín, yo no voy a apoyar eso. Primero necesito que el grupo salga y diga “Hace 23 años éramos unos niños caguengues producto de este sistema machista y usamos una palabra que sabemos que hiere, la cagamos. Ahora está otra letra que quiere empoderar”. Debemos entender que el pasado estuvo mal y que podemos tener un futuro mejor. No podemos negar que muchas personas que cuya última palabra que escuchan antes de morir es puto. No podemos seguir haciéndonos tontos.

—¿Algo que creas importante para agregar y no platicamos?

—Si bien no todas las personas tienen las ganas o anhelo o la herramienta para ponerse un vestido de cenicienta, que sí utilicen la ropa como una herramienta para comunicarse. Quizá de maneras banales, la heroínas que tienen que ver con la moda nos han enseñado que para momentos específicos se requieren prendas específicas.  Es una parte muy interesante, un día puedes lucir más formal, o más juguetón, o sexy. Sentirnos mejor con nosotros mismos, la ropa y la moda es una herramienta poderosa, utilicen su closet a su favor, diviértanse.

—¿Qué sigue?

—Seguir acostumbrándome a este nuevo formato de vida, a seguir soltando, dejar de anhelar el pasado que si bien puede regresar en un año o dos quizá nunca regresa. El aferrarnos al pasado es muy complicado, sigo trabajando en mi desapego y entender de qué manera podemos disfrutar la vida desde este nuevo planteamiento. Y en temas específicos regresar a dar clases en la Universidad de la Comunicación y en el Haute Design Institute y esperemos que en septiembre se estrene La Más Draga 3

Conoce aquí sus editoriales de moda en casa con Johnny Carmona:


Esto también te interesa: Conoce Arde y prepara chocolate con cacao en casa.