Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Tacos La Morena: Del barrio pal barrio

Sin duda estos son los tacos a los que hubiera llevado a Anthony Bourdain.

Siempre que alguien me pregunta cuáles son mis tacos favoritos, se sorprenden al escuchar la respuesta: Taco de riñón con longa(niza) de La Morena. Esto sucede porque el chilango promedio cree que el taco por excelencia es el de pastor (yo opino que es el de suadero, pero bueno). La materia prima en La Morena son *gulp* las vísceras.

Mujer sirviendo un par de tacos a comenzal en Tacos La Morena

Mis progenitores crecieron en la Miguel Hidalgo, por la zona de los panteones de la Argentina y Tacuba. Durante toda mi infancia y adolescencia fue mi segundo barrio; fui a la primaria por Legaria, a la secundaria iba por San Cosme, pero mi estación de recarga era la casa de mi abuela en “La Argentina” y todavía hasta la juventud visitaba seguido por allá a mis familiares. Ahora es en algún cumpleaños o algún evento importante. Mis visitas a La Morena las considero esto último. 

Mi papá, que siempre ha sido de buen comer, vivía a 10 minutos —mi mamá a 15— del puestito callejero que después se transformó en un local frente al infame Torito. Nos comenta Isaac, quien desde que tengo memoria nos ha servido los tacos y es el capitán de esta empresa familiar: “El local actual frente a la Mega Comercial de Tacuba, en la colonia San Diego Ocoyoacac, tiene unos 16 años, el local antiguo tenía 30. ¡El puestito callejero desde 1940!”. Toda una institución.

Sé que es difícil que a todos y todas les puedan gustar las vísceras, no es un sabor precisamente común y creo que a la gran mayoría de las niñas y niños no se les enseña a apreciar los sabores desde pequeños. Por lo tanto, una madre o padre que obliga a su hija o hijo a comer un hígado encebollado que no le gusta, le generará una experiencia traumática de por vida.

Esto me pasó con uno de mis amigos, al que llevé a que los conociera y al estar frente a frente con un taco doble de hígado con longaniza, no pudo (aunque sí le entró al de riñón). Y es una lástima, ya que la combinación de riñón, hígado, tripa hervida o suadero (mi menos favorito) con longaniza es un manjar digno de tlatoanis.

Taco de suadero con longaniza con salsa roja en un plato amarrillo y un limón.

Bien dicen que una buena salsa puede hacer que un taco de piedras sepa a gloria, y en La Morena la salsa es una joya, roja molcajeteada con trozos de jitomate asado en el mega comal donde calientan las tortillas hechas a mano —bueno, con máquina pero otrora a mano— y no solo es opcional sino imprescindible para lograr ese umami entre la viscera, la grasa, la tortilla y el limón.

La experiencia es completa si te toca ver a Isaac o Memo molcajetearla para coronar una nueva tanda que servirá a las multitudes que se forman en una fila que puede llegar a ser muy larga en la hora pico. Yo trato de llegar entre las 9-10 para poder comer sin presión, sin ajetreo, parado, como dicta el manual del taquero urbano; aunque también hay lugar dentro, claro, si te gusta el calor extremo.

Yo seguiré contestando lo mismo cada que me repitan la pregunta del principio: ¿Cuáles son tus tacos favoritos?

YO ❤️ TACOS LA MORENA.


Horarios 

De lunes a sábado de 8:00 a 14:00 horas. (Lo mejor es ir a las 9 am)

Ubicación

Lago Gascasónica 111, San Diego Ocoyoacac